Revista de Salud Ocular Comunitaria. Publicado 14 junio 2018.

Diagnóstico de la ROP

Dr. Graham Quinn Profesor emérito de oftalmología: The Children's Hospital of Philadelphia, Wood Center, Filadelfia, EE. UU. Dra. Clare Gilbert Profesora de Salud ocular internacional y codirectora: International Centre for Eye Health, London School of Hygiene & Tropical Medicine, Londres, Reino Unido.
Salud Ocular Comunitaria Revista
Contenido relacionado

La realización de pruebas diagnós- ticas de la ROP en recién nacidos es muy importante. Si la ROP no se detecta temprano y se trata sin demora, puede causar ceguera y problemas de visión permanentes. Este artículo explica qué niños deben ser evaluados, cuándo y dónde realizar las pruebas diagnósticas, cómo realizar el examen y qué se debe hacer después.

Screen Shot 2018-06-14 at 7.08.29 AM
Screen Shot 2018-06-14 at 7.08.34 AM

¿Por qué realizar pruebas diagnósticas? SilaROP graveestratadaatiempo por un oftalmólogo experto, normal- mente es posible conservar la visión. El propósito de las pruebas diagnósticas es identificar a los recién nacidos que necesitan tratamiento urgente.

¿Cómo y dónde deben realizarse las pruebas diagnósticas? La mayoría de las pruebas de detección de la ROP son realizadas por un oftalmólogo mediante oftalmoscopía indirecta (Figura 1).

Los recién nacidos ingresados en la unidad neonatal deben ser evaluados allí mismo. Aquellos que necesiten más pruebas diagnósticas una vez dados de alta pueden regresar a la unidad neonatal para realizarse las pruebas o acudir al servicio de oftalmología.

En los últimos años, se han utilizado también sistemas digitales de imágenes de campo amplio, en lugar de oftalmos- copía indirecta, para el tamizaje. La imagen retinal puede ser tomada por un oftalmólogo, un profesional de enfer- mería capacitado o un tecnólogo (Figura 2). Sin embargo, siempre se debe contar con un oftalmólogo con experiencia para interpretar las imágenes.

Se deben clasificar los resultados de las pruebas diagnósticas para cada ojo según los criterios establecidos por el Comité Internacional para la Clasificación de la ROP.

¿Qué recién nacidos deben someterse a pruebas diagnósticas? Esta es una importante pregunta. La determinación de cuáles recién nacidos están en riesgo de desarrollar ROP grave, puede variar considerablemente. Por ejemplo, en las unidades donde la atención neonatal es inadecuada, los recién nacidos más grandes y maduros también pueden desarrollar ROP grave.

Varios países disponen de pautas para determinar qué recién nacidos deben ser evaluados. Estas incluyen una combinación del peso al nacimiento (PN) y edad gestacional (EG). Algunos países, como los Estados Unidos, incluyen criterios adicionales de enfermedad junto con el PN y la EG. En las unidades neonatales que brindan atención de excelente nivel, solo los neonatos más prematuros están en riesgo de desarrollar ROP y por lo tanto necesitan ser evaluados.

• En el Reino Unido, los recién nacidos con un PN de <1.250 g, o con EG de 31 semanas o menor, deben ser evaluados. • En los Estados Unidos, los criterios de evaluación son un PN de 1.500 gomenor,ounaEGde30 semanas o menor. Los neonatos con un PN entre 1.500 g y 2.000 g junto a un “curso clínico inestable” también deben someterse a pruebas diagnósticas. • En China, un país de ingreso medio, los criterios son PN <2.000 g o EG <34 semanas. A diferencia del RU y EE. UU., los recién nacidos en China mayores y más grandes se consideran en riesgo de desarrollar ROP. Idóneamente se deben realizar estudios en cada país para determinar qué recién nacidos deben ser incluidos en un programa de diagnóstico. Independientemente de qué criterios se utilicen, es la responsabilidad del neona- tólogo identificar a los recién nacidos que deben ser evaluados y estos deben ser preparados para las pruebas diagnósticas por un profesional de enfermería neonatal. ¿Cuándo se deben empezar las pruebas diagnósticas? Los neonatos prematuros no nacen con ROP; esta se desarrolla durante las primeras semanas de vida.

Resulta útil disponer de pautas para determinar el momento de realizar el primer examen diagnóstico, que sean fáciles de ejecutar, especialmente en ambientes en los que la información sobre la EG sea poco confiable.

Por ejemplo, se debe evaluar a un recién nacido antes de los 30 días edad, pero habría que considerar realizar el examen diagnóstico más temprano si el nacimiento es muy prematuro o si el recién nacido ha estado enfermo o ha recibido mucho oxígeno. El razonamiento actual sugiere que el diagnóstico se debe realizar entre los días 21 y 25 a partir del nacimiento, pero es necesaria una mayor investigación de este tema. Si un recién nacido cumple los requisitos para tamizaje de ROP, pero este va a ser dado de alta o trasladado a otra unidad neonatal antes de realizarse el primer examen, este neonato deberá ser evaluado previo a ser dado de alta o transferido.

Interpretación de los hallazgos de las pruebas diagnósticas • Aproximadamente la mitad de los casos en que los vasos retinales solo se observan en la zona I durante el primer examen diagnóstico, desarrollarán ROP con necesidad de tratamiento. • Si en el primer examen se descubre que los vasos retinales se extienden hasta la zona II, lo más probable es que no se desarrolle ROP con necesidad de tratamiento. • Si se observan vasos sanguíneos maduros en la zona III, son raros los casos en que se produzca ROP con necesidad de tratamiento. Decisiones sobre el tratamiento Durante cada examen se debe tomar una decisión acerca del tratamiento basada en el ojo con la ROP más avanzada (Figura 3).

Screen Shot 2018-06-14 at 7.11.48 AM

Las decisiones posibles sobre el trata- miento son: 1. Tratamiento urgente. 2. Se necesitan programar más citas de seguimiento (ver más abajo). 3. No se necesitan más segui- miento debido a que los vasos retinales han madurado, o la ROP está en regresión en ambos ojos. Si se requiere tratamiento urgente, debe realizarse dentro de las siguientes 48 a 72 horas. Si se necesita una evaluación más extensa, se debe registrar la fecha de la próxima cita de seguimiento y se debe informar de ello a los padres. La Figura 4 muestra a los recién nacidos que necesitan trata- miento urgente.

Programar más citas de seguimiento Los hallazgos del primer examen determinarán cuándo se debe realizar la siguiente serie de evaluaciones. • Si los vasos retinales son inmaduros y no se detecta ROP, el examen de seguimiento puede realizarse 1 a 2 semanas después. • Si se observa ROP en el estadio 1 en la zona II sin enfermedad plus, se debe repetir el examen siguiente control después de 1 semana. • Si se observa ROP en el estadio 2 en la zona II con enfermedad plus, será necesario realizar el trata- miento urgentemente.

Documentación y comunicación de los hallazgos y decisiones sobre el tratamiento

Es muy importante mantener registros precisos de todos los recién nacidos sometidos a tamizaje de la ROP. Esto ayudará a asegurar que los exámenes se realicen en el momento adecuado, a determinar si son necesarias pruebas de seguimiento y cuándo se deben realizar. Si un recién nacido no es evaluado dentro del plazo indicado, es más probable que desarrolle discapacidad visual o ceguera. Durante cada examen se deben registrar todos los hallazgos encontrados en ambos ojos (vasos retinales inmaduros, estadio, zona, enfermedad plus, ROP agresiva posterior, ROP en regresión). Se debe incluir una observación sobre si será necesario tratamiento o segui- miento, y cuándo realizarlos.

Por último, se debe confirmar que toda la información sea compartida con el equipo neonatal y los padres. La ROP es una enfermedad compleja con conse- cuencias a largo plazo que requiere un enfoque de equipo.

Screen Shot 2018-06-14 at 7.11.56 AM