Revista de Salud Ocular Comunitaria. Publicado 14 junio 2018.

Tratamiento de la ROP: cómo y cuándo

Dr. Graham Quinn Profesor emérito de oftalmología: The Children's Hospital of Philadelphia, Wood Center, Filadelfia, EE. UU. Dra. Clare Gilbert Profesora de salud ocular internacional y codirectora: International Centre for Eye Health, London School of Hygiene & Tropical Medicine, Londres, Reino Unido
Salud Ocular Comunitaria Revista
Contenido relacionado

El tratamiento de la ROP con láser es muy efectivo. Sin embargo, se deben tomar precauciones especiales al tratar a recién nacidos o prematuros, y el seguimiento a largo plazo es esencial. Se vislumbran nuevos tratamientos en el horizonte, especialmente en aquellos casos en los que el tratamiento con láser no es posible o ha sido ineficaz.

Screen Shot 2018-06-14 at 7.03.30 AM

Indicaciones para el tratamiento

El estudio del Tratamiento Temprano de la ROP (ET-ROP, por sus siglas en inglés)1 demostró claramente que cuánto antes se realice el procedi- miento con láser, mejores serán los resultados, en lugar de esperar a que se desarrolle la ‘enfermedad umbral’. Las indicaciones del ET-ROP para el tratamiento emplean una combinación de zona, estadio y presencia de enfer- medad plus o ROP posterior agresiva.

Screen Shot 2018-06-14 at 7.04.35 AM

La ROP en la zona I tiene el peor pronóstico y por ello requiere trata- miento en estadios previos a los que requiere la ROP en las zonas II o III. La presencia de enfermedad plus también es señal de un pronóstico menos favorable. Los casos con enfermedad plus y ROP posterior agresiva también tienen un pronóstico más desfavorable.

Tratamiento con láser

El principal tratamiento para la ROP graveesla fotocoagulaciónperiférica de la retina, realizada con láser. Solo se debe tratar la periferia de la retina avascular. Las quemaduras del láser deben ser leves y casi confluentes (Figura 1). El tratamiento con láser debe ser efectuado por un oftalmólogo especializado y altamente cualificado.

El tratamiento es doloroso y se debe administrar bajo anestesia local, con o sin sedación, o bajo anestesia general. Es esencial que el recién nacido sea vigilado muy de cerca durante el trata- miento. Debe estar siempre presente un neonatólogo o un profesional de enfer- mería neonatal capacitado.

Se debe realizar un seguimiento estricto del neonato después del trata- miento (después de 1 semana la primera vez) para asegurar que la ROP esté en regresión y que se haya completado el tratamiento de la retina periférica, sin omitir áreas (áreas sin tratar de la retina). Será necesario tratamiento adicional silaROPno estáenregresión,incluidas las áreas previamente omitidas.

Otros tratamientos

Están siendo investigados como posible tratamiento para la ROP agentes que inhiben el factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), el cual estimula el crecimiento de nuevos vasos.2 Aunque estos agentes adminis- trados por inyección intravítrea pueden proporcionarunaresoluciónrápidadela ROP a corto plazo, existe inquietud acerca de los efectos tardíos en el ojo y las posibles complicaciones sistémicas. Por este motivo, solo se recomienda el uso de agentes anti-VEGF cuando no es posible el tratamiento con láser (es decir, si el recién nacido está demasiado enfermo, las pupilas no se dilatan o si existe hemorragia intravítrea) o cuando el tratamiento extensivo con láser ha fallado. Los padres deben ser plena- mente informados sobre los riesgos antes de iniciar el tratamiento y deben dar su consentimiento.

Seguimiento después del tratamiento

Todos los recién nacidos que reciban tratamiento para ROP deben recibir seguimiento a largo plazo para detectar y tratar las condiciones oculares que con frecuencia se desarrollan en estos niños.

Referencia

1. Good WV y el Grupo Cooperativo para el Tratamiento PrecozdelaRetinopatíadelPrematuro.Resultados finales del ensayo aleatorizado para el Tratamiento precoz de la retinopatía del prematuro (ETROP). Transacciones de la Sociedad Americana de Oftalmología. 2004;102: 233-48. 2. Klufas MA, Chan RV. Terapia intravítrea anti-VEGF como tratamiento de la retinopatía del prematuro: lo que ahora sabemos después de 7 años. Revista de oftal- mología pediátrica y estrabismo. 2015;52(2):77-84.